Música, danza y poesía en memoria de Marc Peña Turet.

El Marc vivió entre nosotros y un día nos dejó para dirigirse hacia nuevos lugares de paz que todos conoceremos, allí nos espera y desde allí nos observa lleno de luz y serenidad. Este espectáculo nace para él y en él, intentando arrancarle una sonrisa desde el más allá. Se trata de recordarlo, agradecerle y desearle un pacífico descanso.

La idea musical del proyecto, parte de la canción que ya en su momento le dedicamos y que con el tiempo ha tomado forma hasta convertirse en una obra donde, con la expresión de los movimientos y la fuerza del verso, penetramos en los miedos más profundos y en las libertades más anheladas.

Somos nuestra memoria,
somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

··· Jorge Luis Borges
X